Maldonado, 40: Garbanzos con huevo, bacon y cebolla.

Para empezar bien la semana y con fuerza os traigo una receta con la que combatir el frío: Garbanzos con huevo, bacon y cebolla. Una receta muy fácil y rápida de legumbres para cuando no tengáis mucho tiempo.

2014-10-17 14.02.56

INGREDIENTES para 2 personas

  • 250 Gr. de Garbanzos (de bote)
  • 1/2 Cebolla
  • 100 Gr. de Bacon
  • 2 Huevos Duros
  • 1 Diente de Ajo
  • 1 Cucharadita de Pimentón
  • 2 Cucharadas de Vino Blanco
  • 1/2 Vaso de Agua
  • Perejil
  • Aceite y Sal

2014-10-17 14.03.09

Debido a que no teníamos mucho tiempo para cocinar esta vez opté por utilizar el bote de garbanzos ya cocidos. Ponemos los garbanzos en un escurridor y los lavamos con agua. Los dejamos unos minutos escurrir para que se les vaya todo el jugo.

A continuación cogemos un cazo con agua. Cuando el agua empiece a hervir pondremos los dos huevos y dejaremos unos 10 minutos para que se los huevos se queden duros.  Mientras pelamos la cebolla y la picamos en trozos pequeños. Ponemos una olla en el fuego con aceite, metemos la cebolla y el diente de ajo y lo pochamos.

Una vez hecho esto, incluiremos el bacon en trocitos. Cuando haya cogido color añadiremos los garbanzos. Le quitaremos la cáscara a los huevos duros, los cortaremos en trocitos y los meteremos también en la olla. Es el momento de echar las dos cucharadas de vino blanco, el medio vaso de agua, el perejil (al gusto), la cucharadita de pimentón y lo retocaremos de sal. Lo dejaremos rehogando unos minutos y ya estará listo para servir y disfrutar.

 

Infantas, 9: Patatas a la riojana

Esta receta se hace en mi familia desde que tengo uso de razón. Toda mi familia es de La Rioja por lo que las patatas a la riojana nos han acompañado en muchas reuniones familiares. He tenido que realizar alguna modificación a la receta original ya que no tenía en casa los pimientos choriceros, pero aún así están riquísima. Las patatas a la riojana son ideales para cualquier día de la semana y más en épocas de frío. Una receta muy nutritiva y sencilla de elaborar.

INGREDIENTES para 4 personas:

DSC_0635

  •       1 Pimiento verde
  •       ½ Cebolla o 1 cebolla pequeña
  •       1 Diente de ajo
  •       200 Gr de chorizo
  •       1 Hoja de laurel (o 2, dependiendo tamaño)
  •       1 Kg de patatas
  •       1 Cucharada de pimentón dulce o picante
  •       ½ Vaso de tomate triturado o frito
  •       Sal
  •       Agua
  •       Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN

En una cazuela pondremos a calentar un poco de aceite de oliva. Mientras se calienta cortaremos en pequeños cuadrados la cebolla, el pimiento verde y el diente de ajo. Caliente el aceite incorporamos estos tres ingredientes y los dejamos pochar.

DSC_0664

Ahora le quitaremos la piel al chorizo y lo cortaremos en rodajas. Una vez esté bien pochado lo que tenemos en la cazuela, añadiremos los trozos de chorizo y las hojas de laurel. Mientras dejamos rehogar el chorizo y las hojas de laurel pelamos y lavamos las patatas.

DSC_0688

Las patatas las cortaremos de una manera especial: “chascadas”. Esto quiere decir que en lugar de cortarlas hasta el final las partiremos rompiendo el final de cada trozo. De este modo conseguiremos que el guiso nos quede más espeso gracias al almidón que suelte la patata.

DSC_0678

Echamos las patatas a la cazuela las rehogaremos con ayuda de una cuchara de madera. Seguidamente echaremos la cucharada de pimentón, en este caso dulce.

DSC_0700

Antes de agregar el agua añadiremos el medio vaso de tomate triturado o frito (dependiendo gustos). Lo rehogaremos todo bien y añadiremos el agua hasta que cubra las patatas.  Por último lo salaremos.

DSC_0741

Es el momento de llevarlo a ebullición y una vez hecho esto bajaremos el fuego. Lo cocinaremos a fuego lento durante alrededor de 20 minutos.

DSC_0753

Antes de servir probaremos el punto de sal en el caldo por si fuese necesario rectificarlo. Una vez hecho esto es el momento de servir las patatas a la riojana. Dependiendo gustos puede que haya quien las prefiera más espesas, en ese caso con aplastar dos o tres patatas en el plato con ayuda de un tenedor será suficiente.

DSC_0766

DSC_0780

 

Infantas, 9: Brochetas de pollo a la mostaza

Una receta muy rica y fácil de hacer son las brochetas de pollo, sobre todo cuando estás cansado de comértelas de la misma forma. El otro día nos pusimos manos a la obra y ¡voilà! Aquí tenéis la receta.

DSC_0721

INGREDIENTES

  • 1 Pechuga de pollo sin hueso
  • 1/2 Pimiento rojo
  • 1 Pimiento verde
  • 1 Cebolla
  • 3 cucharaditas de Mostaza
  • Vegeta
  • Aceite y sal
  • Palos de brochetas

Primeramente cortamos las pechugas en taquitos y las dejamos marinando durante una hora en un bol con la mostaza y la vegeta.

Mientras cortaremos las verduras (cebolla, pimiento rojo y verde). Pelamos la cebolla y la trocearemos más o menos del mismo tamaño que el pollo. Y haremos lo mismo con el pimiento rojo y verde, quitando el rabo y las semillas.

A continuación, cuando el pollo ya esté marinado, montaremos las brochetas de pollo. Iremos intercalando las verduras con los trozos de pollo. Una y otra vez hasta rellenar la brocheta y las salaremos.

Encenderemos la plancha y pondremos un chorrito de aceite, no es necesario poner una gran cantidad. El tiempo que tarden en estar listas dependerá del tamaño de los dados del pollo.

Infantas, 9: Crema de calabaza con queso cremoso

Aunque la crema de calabaza sea una de las recetas que más guste a los niños (y no tan niños) que no son muy amantes de las verduras, quería darle un toque diferente y mejorar aún más su sabor. Si queréis sorprender en casa con este clásico plato o estáis hartos de comerla, tenéis que probar esta receta.  Espero que os guste.

DSC_0687

INGREDIENTES CREMA DE CALABAZA

  • 400 Gr de calabaza
  • 2 Zanahorias
  • 2 Patatas grandes
  • 1 Puerro
  • 1 Cebolla
  • Aceite, sal y pimienta

Empezamos pelando y cortando las hortalizas. Una vez hecho esto ponemos aceite en la olla donde vayamos a hervirlas. Sofreímos la cebolla con el puerro, una vez estén pochados añadimos la zanahoria, la patata y por último la calabaza. Dejamos rehogar unos minutos y cubrimos con agua. Lo dejamos hervir todo unos 30 minutos. Si vemos que no es suficiente, esperamos a que todas las verduras estén bien cocidas. Ahora es el momento de coger la batidora. Lo trituramos todo y le echamos pimienta y sal al gusto. En mi caso no me hizo falta colarlo, pero si no podéis hacerlo por si a caso.

DSC_0694

Ahora es el momento del toque diferente:

INGREDIENTES PARA LA SALSA DEL QUESO CREMOSO

  • 150 Gr de queso cremoso
  • Leche
  • Sal y pimienta

En un cazo echamos el queso y, a fuego muy lento, dejamos que se deshaga con ayuda de una cuchara de madera. Para que sea más rápido y su consistencia no nos quede muy espeso, podemos rebajar con un poco de leche. Cuando esté casi listo echamos una pizca de sal y de pimienta (ya que la crema de calabaza ya lleva). Ahora tan solo queda servirlo. Podéis acompañarla también con unos picatostes o con almendras, que es lo que hice yo.

ALMENDRAS FRITAS

Como las vamos a utilizar para acompañar la crema de calabaza, cogeremos tan solo un puñado y las picaremos con el cuchillo, ni muy grandes ni muy pequeñas. Pondremos una sartén al fuego con aceite y cuando esté caliente las añadiremos. Esperaremos a que queden doradas y a que se enfríen. Ya están listas para servir.

Infantas, 9: Tartar de tomate y aguacate

Hoy toca una receta rápida y sencilla.  Para los amantes de las ensaladas os traigo una forma diferente de tomarla. Si estáis cansados de la ensalada de siempre podéis probar a hacer este tartar. Es muy fácil y seguramente sean ingredientes que tengáis en casa. Un plato ideal como entrante para una cena con amigos o con tu pareja e incluso si os apetece prepararlo esta misma noche para innovar en vuestro menú.

Espero que os guste.

DSC_0641

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 2 Tomates
  • 1 Aguacate maduro
  • 1/2 Cebolla
  • Aceite, pimienta y sal

Empezaremos picando la cebolla y a continuación el tomate, los dos en forma de dados. Lo meteremos todo junto en un bol. Ahora es el turno del aguacate (para quien no sepa cómo abrirlo os lo explicaré más abajo), lo abrimos y, como antes, lo cortamos en daditos.  Una vez hecho todo esto nos queda echar el aceite, no en gran cantidad, que quede todo bien impregnado. Y por último pimienta y sal al gusto. Por último lo mezcláis todo bien con ayuda de dos cucharas.

DSC_0636

INSTRUCCIONES PARA ABRIR  y DESHUESAR UN AGUACATE

Parece una tontería pero a mí me tuvieron que enseñar a abrir un aguacate correctamente. No es que sea complicado, pero si está muy madura puede ser que acabemos haciendo un estropicio. Aquí va esta técnica, muy sencilla y se tarda menos de un minuto. En cuanto aprendes es muy sencillo, así que allá vamos:

  1. Primero debemos abrir el aguacate por la mitad. Así que cogemos un cuchillo y lo rodeamos. Nos toparemos con el hueso, lo que nos impedirá abrirlo del todo. Dejaremos el cuchillo y cogeremos el aguacate con las dos manos y giraremos cada una en una dirección.
  2. El siguiente paso es quitar el hueso. Para eso volveremos a coger el cuchillo y le daremos un golpe seco al hueso del aguacate (con la parte afilada del cuchillo). Debe quedar clavado en el hueso. Entonces giraremos el cuchillo hacia un lado, sin hacer excesiva fuerza y veremos como se desprende suavemente.
  3. Para quitarle la cáscara y pelarlo sin esfuerzos necesitaremos una cuchara sopera. Cogeremos un trozo del aguacate e introduciremos poco a poco la cuchara por uno de sus bordes y la deslizaremos hasta que se nos desprenda el aguacate de la cáscara. Si está suficientemente maduro, saldrá sin problemas.

*TRUCO: Si necesitáis  reservar el aguacate para más
adelante recomiendo que guardéis el hueso. Si lo
metéis junto al aguacate se conserva mejor y no se oxida.

Infantas, 9: Calabacines rellenos de carne picada y bechamel al curry

Aunque el calabacín sea un vegetal muy propio del verano os traigo una receta llena de colorido para alegrar la llegada del otoño. Esta hortaliza ofrece una infinidad de formas de cocinarlo, pero esta vez he querido hacer un clásico: calabacines rellenos. Eso sí, dándole un toque diferente a la salsa bechamel, le he incorporado el sabor exótico del curry.

Espero que os animéis a probar esta receta y disfrutéis compartiéndola.

Calabacines rellenos con bechamel al curry

Calabacines rellenos con bechamel al curry

INGREDIENTES PARA DOS PERSONAS

  • 2 Calabacines
  •  125 gr de Carne picada
  • 1 Cebolla
  • Ajo
  • Sal y pimienta

PARA LA BECHAMEL AL CURRY

  • 60-80 gr de Mantequilla
  • 60-80 gr de Harina
  • 1 l de Leche
  • Curry en polvo
  • Sal y pimienta

Cogemos los calabacines y los cortamos en tres mitades cada uno. A continuación, con la ayuda de un vaciador o un cuchillo (debe estar bien afilado), vaciamos el interior que utilizaremos más tarde y reservamos el exterior para utilizarlo como recipiente.

Ahora pasamos a hacer el picadillo que estará compuesto por cebolla, ajo, carne picada y la carne del calabacín que vaciamos anteriormente. En una sartén ponemos aceite y una vez caliente, echamos el calabacín. Mientras se va haciendo, vamos picando la cebolla y el ajo. Una vez pochado el calabacín, metemos la cebolla en la sartén. Lo dejamos pochar todo un poquito más e incorporamos el ajo picado.

Cuando vemos que las verduras están en su punto, es el momento de echar la carne picada. Mientras dejamos que se haga pasamos a preparar la salsa bechamel al curry. Para prepararla necesitaremos un cazo y unas varillas. En un cazo ponemos   la mantequilla y dejamos que se derrita.  Cuando esté derretida, echaremos la harina y removeremos con las varillas. Ahora iremos vertiendo la leche muy poquito a poco y sin dejar de remover. Consiguiendo consistencias homogéneas antes d verter más leche. De este modo evitaremos que nos queden grumos.

Una vez hecho esto, cuando la bechamel está casi lista, echamos la sal y la pimienta. Seguimos removiendo. El toque final es echar el curry, al gusto, dependiendo cuánto os guste su sabor.

Ahora toca “lo complicado del plato”. Para aquellos que no seáis muy manitas, os recomiendo paciencia. A la mezcla de la carne picada y la verdura vertéis un poco de la salsa bechamel al curry, de este modo quedará más jugosa. El siguiente paso es coger los trozos de calabacín que habíamos limpiado al principio y rellenarlos con esta mezcla. Cuando quede un poquito para llegar al final, dejad de rellenar y echad una cucharada solo de bechamel.

Por último, si queréis gratinarlo, metedlo unos 5 minutos al horno. Y por fin, vuestro plato estará listo. Lo siguiente solo es servirlo  y disfrutar.

Calabacines rellenos con bechamel al curry

Calabacines rellenos con bechamel al curry