Día del espectador: El Gran Hotel Budapest

Tras semanas sin hablar de cine, volvemos a la carga en la sección de los miércoles de “Qué se cuece en…“. Esta semana os traigo una película de Wes Anderson, uno de los directores más interesantes de la actualidad, El Gran Hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel, 2014). Protagonizada por Ralph Fiennes, nominado dos veces al Oscar (La lista de Schindler y El paciente inglés) y Tony Revolory. Por si fuera poco también conforman el reparto Edward Norton, Jude Law, Jeff Goldblum, Willem Dafoe, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Bill Murray, entre muchos otros.

actors

SINOPSIS

El legendario conserje, Gustave H. (Ralph Fiennes),  del famoso Gran Hotel Budapest entabla amistad con el botones Zero Moustafa (Tony Revolori). Este joven empleado se acabará convirtiendo en su mano derecha y su protegido. La historia gira en torno al robo y recuperación de una pintura renacentista. Además de la batalla que enfrentará a los miembros de una familia por culpa de una herencia de inmensa fortuna. Todo esto tienen lugar los levantamientos que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX.

Anderson destaca como director en el séptimo arte por su gran sentido narrativo y visual, lo que le ha otorgado un gran grupo de seguidores. Aunque es cierto que sus largos diálogos, que a veces parece que no tengan mucho sentido, y su fascinación, de lo que muchos tildan, por el humor absurdo no acaba de atraer al gran público. Aún así siempre consigue el beneplácito de la crítica, ejemplo de esto es su film Moonrise Kingdom con el que consiguió su segunda nominación al Oscar (la primera vez fue con Los Tenenbaums, una familia de genios).

GHB_6852 20130121.CR2

Hablando de premios y nominaciones, El Gran Hotel Budapest, consiguió el Gran Premio del Jurado del último Festival de Berlín. Además de 5 BAFTA y un Grammy a Mejor Banda Sonora. Mención aparte son sus nueve nominaciones a los Oscar, de los cuales consiguió Mejor Banda Sonora, Mejor Diseño de Producción, Mejor Maquillaje y Peluquería y Mejor Vestuario. Como es costumbre en las películas de Wes Anderson la estética, cuidada hasta el último detalle, es lo que hace que sus cintas cuenten con un valor añadido y que él se haya convertido en un visionario de, lo que llamaríamos, el cine moderno.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el último film de Anderson aparecen unos deliciosos pastelitos llamados Courtesan au Chocolat (Cortesanas de Chocolate) que prepara Agatha en la pastelería Mendl’s. Están tan buenos que son los preferidos de Gustave H. Las escenas de la pastelería fueron rodadas en una lechería de Dresde (Alemania) llamada Pfunds Molkerie.

CÓMO HACER MENDL'S

Si queréis descubrir cómo preparar estos pastelitos solo tenéis que ver el video que os pongo a continuación. El propio Anderson ha hecho un video con la receta y la elaboración de los Courtesan au Chocolat.

También os pongo otro video, este en español, de Azúcar Pastel para que veáis cómo los elabora ella.

Anuncios

Día del espectador: Matilda

Ya estamos en el ecuador de la semana, de nuevo miércoles y de nuevo una nueva recomendación cinematográfica. Esta vez os traigo una comedia infantil llena de fantasía: Matilda (1996). Dirigida por Danny DeVito y protagonizada por Mara Wilson en el papel principal. Este film está basado en la novela, con el mismo nombre, de Roald Dahl, famoso también por escribir la novela Charlie y la fábrica de chocolate.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 17.37.07

SINOPSIS

Matilda es una niña muy inteligente y llena de ganas de aprender. Pero su familia es todo lo contrario a ella, tanto sus padres como su hermano suelen ignorarla y despreciarla. Una niña apasionada de los libros que se refugiaba en ellos para no sentirse sola. Un día descubre que cuenta con unos poderes especiales y decide que con ayuda de estos cambiará el mundo ayudando a todo el que lo necesite y castigando a quien se lo merezca. Cuando por fin sus padres deciden permitirla ir al colegio, su vida dará un giro.  Allí conocerá a la directora y temible Señorita Trunchbull y a su adorable profesora, la Señorita Honey. Esta le ayudará en su aprendizaje y le enseñará a Matilda que si cree en ella será capaz de todo.

Aunque se trata de una película infantil esconde mucho más que eso. En Matilda encontraremos una visión muy aguda del mundo de los adultos cargada de humor negro. Aunque muchos ya no seamos tan niños de vez en cuando está bien volver a sentir esa inocencia tan peculiar de esa etapa de nuestras vidas. Esta película nos ofrece escenas realmente divertidas con las que, tanto niños como mayores, se reirán. Como es la escena que podréis ver a continuación si pulsáis sobre la fotografía.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 17.30.22

Una de las escenas más famosas de la película es cuando la Señorita Tranchbull castiga a un niño del colegio a comerse un pastel de chocolate enorme. Cuando todos los alumnos ven que su compañero ya no puede más todos empiezan a animarle: “¡Bruce, Bruce!”.

Aunque después de ver a la cocinera que lo ha preparado, el pastel deja de ser apetitoso. Pero si realmente queréis saber dónde se encuentra la mejor tarta de chocolate del mundo, no os tenéis que ir muy lejos. Como ya está el fin de semana más cerca os proponga un plan para los más golosos. Los que os encontréis en Madrid tenéis que visitar la pastelería que cuenta con el nombre de La mejor tarta de chocolate del mundo.  Esta tarta llega de la mano de Carlos Braz Lopes, un empresario que decidió abandonar su carrera de administrador de empresas y pasarse al mundo de la repostería.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 18.20.19

Pastelería: La mejor tarta de chocolate del mundo

Especialidad: Tarta de Chocolate 53% de cacao o 70% de cacao

Precio de la tarta: Una porción 4,50€ / Pequeña (8 raciones) 23 € / Grande (14 raciones) 34 €

Dirección: Calle Alcalá 89, Madrid

Metro: Retiro

Horario: L,M,X,J y V 12-20h / S y D 11-15h

Teléfono: 915 775 008 / 634 500 986

*Hacen pedidos a domicilio, de lunes a viernes,
antes de las 15. Dentro de la M30
5€, fuera de la M30 consultar.

 

Día del espectador: Un viaje de diez metros

Estrenada en septiembre, Un viaje de diez metros llegó a mis manos este fin de semana. Una maravillosa película gastronómica dirigida por Lasse Halström, director también de Chocolat (2000), y producida por Steven Spielberg, Oprah Winfrey y Juliet Blake. Protagonizada por la oscarizada Helen Mirren, la recién conocida Charlotte Le Bon y los actores hindúes Om Puri y Manish Dayal.

SINOPSIS

Hassan Haji desde niño aprendió el arte de los fogones en el restaurante de su abuelo en Bombay. Su madre le enseñó todo lo que sabía entre el aroma a curry y el sabor de las especias. Pero su aprendizaje se ve interrumpido por una tragedia que empuja a su familia al exilio. Los Haji deciden instalarse en un pequeño pueblo de los Alpes franceses, allí es donde la célebre chef Madame Mallory regenta Le Saule Pleureur con una Estrella Michelin. A tan solo diez metros de separación deciden montar su restaurante hindú, con sus intensos olores y estridente música revolucionaran al vecindario. La desesperación de  Madame Mallory le llevará a enzarzarse en una guerra culinaria con la familia Haji. La pasión de Hassan por la alta cocina francesa y Margueritte, segunda chef de Le Saule Pleureur, provocan un giro en la historia que acabará provocando una lucga de sabores y sensaciones entre los dos restaurantes que lucharán por conquistar el éxito.

Esta adaptación de la novela, con el mismo nombre, escrita por Richard C. Morais ha tenido un alcance universal siendo traducida a 21 idiomas. Al igual que el libro, la película es capaz de que la cocina francesa e hindú se entremezclen a la perfección consiguiendo que, tanto el lector como el espectador, se embarque en un viaje lleno de aromas capaz de despertar los sentidos. La puesta en escena y fotografía de este film estoy segura que a más de uno les hará levantarse del asiento y echar a correr camino de un restaurante hindú.

5

Sin duda un buen plan después de ver Un viaje de diez metros sería visitar el barrio de Lavapiés (Madrid). Como ya os recomendé hace tiempo el restaurante Shapla Indian Restaurant ,uno de mis favoritos de Madrid, un plan perfecto para cerrar este miércoles de cine.

El día del espectador: Sweeney Todd

De nuevo miércoles, día del espectador y último día de la fiesta del cine, motivo doble para hablar de cine . Se acerca Halloween, esa fiesta estadounidense que en España hemos querido adoptar, por ese motivo hoy toca una película terroríficamente gastronómica: Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Felt (2007, Tim Burton). Basada en la sensación musical de Broadway, ganadora del legendario premio Letrista y compuesta por Stephen Sondheim, Tim Burton consigue una adaptación muy original de este thriller dramático.

 

Como no podía ser menos Burton  tampoco podía prescindir de sus actores por excelencia: su incondicional Johnny Depp y su esposa Helena Bonham Carter. Ya dicen por ahí la expresión de: “Estar más tranquilo que Johnny Depp y Helena Bonham Carter en un casting de Tim Burton” y aunque sea verdad que casi siempre, por no decir siempre, cuenta con ellos en sus películas tengo que decir a su favor que yo también contaría. Una vez más en esta película lo bordan.

SINOPSIS

Cuenta la historia de Benjamin Barker, un hombre que es encarcelado injustamente y vuelve 15 años después para vengarse de los que le encerraron. El regreso de Barker, ahora conocido como Sweeney Todd, conocerá a la señorita Nellie Lovett. Una pésima pastelera que prepara los peores pasteles de carne de todo Londres y decide ayudar a Todd a llevar a cabo se venganza.

Si queréis saber cómo Sweeney Todd, con ayuda de la Sta. Lovett, lleva a cabo este ajuste de cuentas solo tenéis que animaos a verla. Como siempre, Burton no defrauda. Ya lo consiguió con Sleepy Hollow se aprecia en cada fotograma ese aire a cine antiguo perfeccionado que te envuelve en el oscuro Londres de la Era Victoriana. Me enamoró la fotografía de este film (Darius Wolski), llena de colores monocromáticos en los que predominan el negro, gris y blanco. Pero sobre todo resaltan los azules de baja saturación y rojos muy, muy oscuros.

Llega el momento de hablar de la parte gastronómica de la película, esos famosos pasteles de carne de la señorita Lovett. Una de las canciones más divertidas, aunque hagan muy poco apetitoso el pastel, es la que canta la pastelera Nellie Lovett cuando Sweeney Todd llega a su tienda.

Así es como Lovett convirtió los pasteles de carne en los más famosos del cine, famosos y…polémicos. Os dejo aquí la receta, eso sí, un poco diferente a cómo los realiza Mrs. Lovett en su pastelería de Fleet Streat. He preferido no ser fiel a su receta y omitir la parte caníbal de esta.

Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 10.45.01

INGREDIENTES PASTEL DE CARNE

  • 1 Paletilla de carne
  • 2 Huevos duros
  • 1 Huevo batido
  • Jamón
  • 2 Masas de hojaldre
  •  Laurel
  • Ajo
  • Pimienta
  • Canela
  • Agua
  • Sal

Captura de pantalla 2014-10-29 a la(s) 10.56.43

Primeramente cogemos la paletilla de ternera y la cocemos en agua junto con laurel y sal. Una vez cocida la dejamos enfriar y la troceamos en trozos muy pequeños.

Hecho esto, mezclamos la carne picada con ajo troceado, pimienta, canela y más sal. Añadimos también a esta mezcla el jamón troceado y los huevos duros bien picados.

Es el momento de coger la base de hojaldre e ir poniendo la mezcla que acabamos de hacer en ella. Los pasteles los podemos hacer del tamaño que queramos, una vez elegida la forma los cubrimos con la otra masa de hojaldre haciendo la misma forma para que quede como una tapa que lo cubra todo.

Es conveniente que agujereemos en el centro el hojaldre para que así no suba. Batimos el huevo y con ayuda de un pincel de cocina los pintamos, así al salir del horno tendrán un toque brillante. Metemos los pasteles en el horno a 180º y los dejamos cocer durante unos 20 o 25 minutos. Los dejamos enfriar un poco y los podemos servir.

 

 

 

El día del espectador: Sabrina

Miércoles, día del espectador, toca hablar de cine. Y si ya mezclamos cine y gastronomía, mejor que mejor. Hoy hablamos de Sabrina (1954, Billy Wilder) la película protagonizada por Audrey Hepburn, Humphrey Bogart y William Holden.

Sabrina_audrey

SINOPSIS

Sabrina, hija del chófer de la poderosa familia Larrabee, lleva enamorada toda la vida del hijo menor, David Larrabee. Su padre, cansado de ver como Sabrina no existe para David y tan solo tontea con ella por diversión, decide enviarla a una escuela de cocina en París. La vuelta de la joven Sabrina, convertida en toda una señorita elegante y seductora, traerá de cabeza tanto a David Larrabee, el joven del que lleva enamorada desde niña, como a Linus, el hermano mayor de David.

Hay una escena muy graciosa de la película, cuando Sabrina (Audrey Hepburn) se encuentra aprendiendo alta cocina en París, en la que un chef de la escuela les enseña a romper un huevo con una sola mano. Según, tiene que ver con el movimiento de la muñeca: ¡Un, dos, tres y crac!

Una de mis escenas favoritas de Sabrina es cuando, también es la escuela de cocina, el chef comprueba cómo han subido los soufflés de queso. Uno de los alumnos, el Baron St. Fontanel, al ver el soufflé de Sabrina le dice lo siguiente:

“Una mujer felizmente enamorada quema el soufflé. Una mujer tristemente enamorada se olvida de encender el horno.”

Aunque el soufflé esté compuesto por ingredientes básicos (leche, huevos, harina y mantequilla), nos damos cuenta con este film de que la dificultad va más allá. Sin duda el secreto de este plato es respetar el tiempo de cocción que necesita. Os dejo aquí la receta del Soufflé de Queso por si os animáis a hacerla:

INGREDIENTES SOUFFLÉ DE QUESO

  • 1/4 Litro de Leche
  • 3 Cucharadas de Harina
  • 3 Huevos
  • Queso rayado Gruyère
  • Mantequilla
  • Sal y Pimienta

Captura de pantalla 2014-10-15 a la(s) 17.32.19

Empezamos precalentando el horno a 180º. A continuación derretimos la mantequilla en una sartén donde, una vez derretida, añadiremos las 3 cucharadas de harina. Las mezclaremos bien hasta que consigamos formar una masa, que no se pegue. Ahora añadiremos el cuarto de leche. 

Es el momento de añadir el queso Gruyère rallado. Lo cocinaremos todo a fuego lento durante unos cinco minutos. Retiraremos del fuego y añadiremos las 3 yemas, de una en una. Batiremos las claras a punto de nieve y las incorporaremos poco a poco a la mezcla anterior.

Hecho todo esto, untaremos el molde de harina y verteremos la preparación. Lo dejaremos horneando durante 30 minutos. Es muy importante que en ningún momento abramos el horno para comprobar su estado.

Si no queremos que el soufflé se nos desinfle debemos servirlo en cuanto lo saquemos del horno.

 

 

Películas para chuparse los dedos: Bon Appétit

Captura de pantalla 2013-10-30 a la(s) 13.19.51

Hoy hablamos de Bon Appétit” (2010, David Pinillos) que cuenta la historia de un joven chef español (Unax Ugalde) que consigue una plaza en uno de los prestigiosos restaurantes de Zurich. Allí conocerá a Hannah (Nora Tschirner) la sumiller del restaurante por la que perderá la cabeza aunque sabe que no pasará más allá de una bonita amistad. Esto le hará decidir entre continuar luchando por su éxito profesional o arriesgarse y luchar por lo que realmente quiere.

Este fin de semana hay puente y nosotros nos vamos a La Rioja de ruta gastronómica así que a la vuelta os enseñaré las fotos de los lugares y restaurantes que visitemos. Por el momento, animaos a ver la película y a probar la receta con la que nos sorprenden en Bon Appétit.

Captura de pantalla 2013-10-30 a la(s) 13.41.20

RECETA ESPAGUETIS A LA NARANJA CON UN TOQUE DE MENTA

INGREDIENTES

  • 250 Gr de Espaguetis
  • 2 Yemas de Huevo
  • 1/2 Naranja
  • 2 Caramelo de menta
  • Pan rallado
  • Sal

Lo primero que hacemos es poner a cocer los espaguetis con abundante agua y sal, alrededor de 11-12 minutos. Mientras los espaguetis se hacen, vamos preparando los huevos. Separamos las yemas de las claras y con mucho cuidado empanamos las yemas con pan rayado.

En una sartén ponemos abundante aceite y, una vez caliente, freímos las yemas empanadas. Para que no se nos rompan, deberéis ponerlas suavemente en el aceite. Cuando las yemas estén doradas, las pondremos en un plato con una servilleta para que absorba bien los restos de aceite.

Cuando los espaguetis estén tiernos, pero también un poco firmes (es decir “al dente”) los sacaremos y los dejaremos escurriendo.

Ahora es el momento de los caramelos de menta. Cortaremos cuatro cuadrados de papel encerado. En uno de los trozos pondremos un caramelo de menta y lo ablandaremos unos 15 segundos en el microondas. Una vez hecho esto pondremos encima otro de los trozos del papel y los aplanaremos y estiraremos hasta que quede una capa fina de caramelo. Haremos lo mismos con el otro caramelo.

Mientras lo dejamos enfriar vamos pelando la media naranja y emplatando. Serviremos dos rodajas de naranja en cada plato y una yema empanada. Cuando el caramelo esté completamente frío y endurecido, quebraremos las láminas de caramelo de menta en pequeños trozos y los esparciremos por los platos.

Películas para chuparse los dedos Vol. I: Ratatouille

Imagen

Otra de mis pasiones es el cine y para poder compaginar el séptimo arte con la cocina se me ha ocurrido crear esta sección. Aquí os hablaré de películas que tengan como temática la cocina.

En este primer volumen vamos a hablar de Ratatouille (2007, Pixar) una película que sin duda recomiendo que veáis si os apasiona cocinar. Cuenta la historia de una rata (Remy) que sueña con ser chef. Pero Remy se enfrenta a la oposición de su familia y, sobre todo, a lo que supone ser un ratón para esta profesión. Por infortunios del destino se ve perdido en las alcantarillas de París donde encontrará el restaurante de su ídolo, el chef Gusteau, una eminencia para la cocina francesa.

Aunque no es plato de buen gusto para nadie encontrar un ratón en su cocina, Remy decide correr el riesgo. Éste conseguirá aliarse con el simpático y patoso Linguini, el pinche de cocina. Juntos y por culpa de varios acontecimientos surrealistas crearán el caos en los fogones de este importantísimo restaurante parisino. Como toda película de Disney el trasfondo lo encontramos cuando el simpático roedor se ve obligado a decidir entre seguir su sueño o volver con su familia.

Imagen

Pero para centrarnos en lo que realmente nos interesa de esta película también tenemos que hablar de un importante personaje secundario: Anton Ego (el crítico gastronómico más temido de París). Perspectiva, es lo único que pide cuando llega el maitre a su mesa, que le sorprendan. Y el astuto roedor decide que la mejor manera es con un Ratatouille, un plato clásico de la cocina francesa que consiguió fascinar al antipático crítico.

Este plato está compuesto la mayoría de las veces por tomate, berenjena, calabacín, pimientos, cebolla y ajo. En España lo conocemos, dependiendo la comunidad autónoma, de diferentes formas. En Castilla lo llaman pisto, en Cataluña Samfaina o Xamfaina y Tumbet en Mallorca. Pero para dicha película utilizaron una variación contemporánea conocida como Confit Byaldi (una versión del plato que creo el chef francés Michel Guérard en 1976). La única diferencia del plato tradicional de Ratatouille es que los vegetales se cortan en finos discos en lugar de en tacos.

A continuación os pongo la receta para que os animéis a probarla. Yo todavía no he tenido tiempo de prepararla, pero prometo este fin de semana intentarlo. Ya subiré una foto para que veáis como me queda.  Animaos y probad a hacerla vosotros también, porque no olvidemos, como decía el chef Gusteau, que “Cualquiera puede cocinar“. Así que tras escuchar esto vayamos a ello.

RECETA RATATOUILLE

  • 4 Tomates
  • 2 Berenjenas
  • 2 Calabacines
  • Aceite, sal y pimienta
  • Albahaca

Lo primero que hacemos es cortar los tomates, las berenjenas y los calabacines en finas rodajas. Una vez hecho esto cogemos una bandeja de horno y la untamos de aceite. Ahora cogemos las verduras  y  las distribuimos en capas.  Le añadimos unos toques de sal y pimienta y lo metemos al horno a 180º durante 25 minutos.

Cuando estén bien asadas y con cierta consistencia, las sacamos. Para acabar las servimos en el plato montándolas en forma de caracol. Yo os recomiendo que las aliñéis con una suave vinagreta de albahaca y aceite.