¿Mug…qué? Mug Cakes

¿Te apetece un Mug Cake? Si no sabes lo que es atiende bien porque va a ser tu nueva perdición en la cocina. Tras la llegada de las Cupcakes ahora han llegado los Mug Cakes para destronarlas.

Para saber qué es esta nueva sensación veamos de dónde procede su nombre:

MUG. Se refiere a taza de gran tamaño.

taza

CAKE. Que significa pastel.

cake

La combinación de estas dos palabras da lugar a los Mug Cakes, un rico pastel preparado en una taza. Este postre consiste en mezclar todos los ingredientes con ayuda de un tenedor y meter esa mezcla homogénea en una taza. Con tan solo una cocción en el microondas de un minuto y 50 segundos estará listo. Se sirven en la misma taza y se toman templados o fríos.

mug cake 1

Lo bueno de esta nueva tentación es lo rápido y sencilla que es su preparación. Seas un as de los fogones o no se te dará bien hacerla. La única pega que tienen estos dulces o salados bocados es que son para hacer y comer en el momento. Si quieres reservar alguno para el día siguiente se estropean y quedan correosos.

how mug cake

Si os animáis a prepararlas en internet hay varias recetas. Por ejemplo en Cuuking! encontraréis  recetas deliciosas y también en la web de Webos Fritos, tanto dulces como salados. Además hoy sale a la venta el libro de Webos Fritos de Mug Cakes: Bizcochos en taza listos en cinco minutos. Por 13,95€ encontraréis trucos y recetas de Mug Cakes de todo tipo: chocolate, café, yogur, frutas y verduras.

Promoción Mug Cakes

Os dejo aquí una galería de imágenes de diferentes Mug Cakes que he sacado de Pinterest. Próximamente en el blog publicaremos alguna receta de estos famosos bizcochos en taza.

Día del espectador: Matilda

Ya estamos en el ecuador de la semana, de nuevo miércoles y de nuevo una nueva recomendación cinematográfica. Esta vez os traigo una comedia infantil llena de fantasía: Matilda (1996). Dirigida por Danny DeVito y protagonizada por Mara Wilson en el papel principal. Este film está basado en la novela, con el mismo nombre, de Roald Dahl, famoso también por escribir la novela Charlie y la fábrica de chocolate.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 17.37.07

SINOPSIS

Matilda es una niña muy inteligente y llena de ganas de aprender. Pero su familia es todo lo contrario a ella, tanto sus padres como su hermano suelen ignorarla y despreciarla. Una niña apasionada de los libros que se refugiaba en ellos para no sentirse sola. Un día descubre que cuenta con unos poderes especiales y decide que con ayuda de estos cambiará el mundo ayudando a todo el que lo necesite y castigando a quien se lo merezca. Cuando por fin sus padres deciden permitirla ir al colegio, su vida dará un giro.  Allí conocerá a la directora y temible Señorita Trunchbull y a su adorable profesora, la Señorita Honey. Esta le ayudará en su aprendizaje y le enseñará a Matilda que si cree en ella será capaz de todo.

Aunque se trata de una película infantil esconde mucho más que eso. En Matilda encontraremos una visión muy aguda del mundo de los adultos cargada de humor negro. Aunque muchos ya no seamos tan niños de vez en cuando está bien volver a sentir esa inocencia tan peculiar de esa etapa de nuestras vidas. Esta película nos ofrece escenas realmente divertidas con las que, tanto niños como mayores, se reirán. Como es la escena que podréis ver a continuación si pulsáis sobre la fotografía.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 17.30.22

Una de las escenas más famosas de la película es cuando la Señorita Tranchbull castiga a un niño del colegio a comerse un pastel de chocolate enorme. Cuando todos los alumnos ven que su compañero ya no puede más todos empiezan a animarle: “¡Bruce, Bruce!”.

Aunque después de ver a la cocinera que lo ha preparado, el pastel deja de ser apetitoso. Pero si realmente queréis saber dónde se encuentra la mejor tarta de chocolate del mundo, no os tenéis que ir muy lejos. Como ya está el fin de semana más cerca os proponga un plan para los más golosos. Los que os encontréis en Madrid tenéis que visitar la pastelería que cuenta con el nombre de La mejor tarta de chocolate del mundo.  Esta tarta llega de la mano de Carlos Braz Lopes, un empresario que decidió abandonar su carrera de administrador de empresas y pasarse al mundo de la repostería.

Captura de pantalla 2015-01-21 a la(s) 18.20.19

Pastelería: La mejor tarta de chocolate del mundo

Especialidad: Tarta de Chocolate 53% de cacao o 70% de cacao

Precio de la tarta: Una porción 4,50€ / Pequeña (8 raciones) 23 € / Grande (14 raciones) 34 €

Dirección: Calle Alcalá 89, Madrid

Metro: Retiro

Horario: L,M,X,J y V 12-20h / S y D 11-15h

Teléfono: 915 775 008 / 634 500 986

*Hacen pedidos a domicilio, de lunes a viernes,
antes de las 15. Dentro de la M30
5€, fuera de la M30 consultar.

 

La Caña

Hace un par de semanas nos decidimos a visitar, por fin, La Caña. Sabíamos de él desde hace mucho pero todavía no nos habíamos decidido a ir. Es uno de los últimos restaurante que abrió el Grupo Andilana en 2012 en la capital. En Qué se cuece en... ya os habíamos hablado de Bazaar otro de los restaurantes que también pertenecen a este grupo. En el Barrio de Chamberí de 2014-10-11 23.39.30Madrid, en una de sus calles hace esquina La Caña completando así  la maravillosa oferta gastronómica de la zona.  A medida que te vas acercando al número 8 de la calle Albuquerque te va llamando la atención su fachada con carteles negros y letras blancas con una tipografía que no deja a nadie indiferente. Te quedas atontado mirando todo lo que pone en ellos y sientes como se te hace la boca agua al leer su propuesta gastronómica.

Aunque el día que fuimos caía en Madrid una tromba de agua el local estaba lleno. Tuvimos suerte y no nos tocó esperar ni cinco minutos ya que, 2014-10-11 22.13.31como es costumbre en los locales del Grupo Andilana, sus establecimientos están repletos de mesas. La Caña cuenta con dos plantas y una decoración perfecta inspirada en las tabernas contemporáneas. La primera planta destaca por sus amplias cristaleras y paredes de ladrillos blancos llenas de láminas de hortalizas y frutas. La segunda planta tiene un toque mucho más industrial, las paredes de ladrillos y algunas de ellas con espejos y estanterías metálicas llenas de botellas de vino. Luz tenue en toda la planta y un par de mesas con cómodos sofás que hacen que, una vez has terminado, no quieras levantarte.

Además de la decoración, tanto de la fachada como el interior, me encantaron las ilustraciones de sus cartas. Muy modernas y llamativas que hacían que, cuando el camarero te las daba, te quedaras embobado mirándolas. Con la llegada de las cartas llegaba el momento de decidir qué pedir. Algo que nos era complicado porque teníamos varios preferidos.

Aunque nos costó escoger, finalmente empezamos por unas Patatas Bravas de La caña, era una de las sugerencias y fue todo un acierto, la salsa estaba espectacular. Puede que ser que los amantes del picante  se sientan defraudados pero, aunque no pique, merece la pena pedirla. Después, un clásico en nuestros entrantes que no puede faltar, Queso de cabra con cebollitas caramelizadas y confitura de pimientos. Por todos es sabido que el queso de cabra es una de mis debilidades pero tengo que decir que este estaba espectacular, la mezcla del queso, las cebollas caramelizadas y la confitura de pimientos sabía a gloria.

 

Llegaba el momento de los platos principales, decisión que también nos costó tomar. A todo el que le apasione el foie disfrutara con las Milhojas de solomillo y foie, plato obligado. Otro de los platos de nuestra selección fue el Cordero al horno de chache Juanito, estaba riquísimo. Eso sí, el que decida pedírselo que vaya con hambre porque el plato es enorme. Pero todo no podían ser alabanzas el tercer plato, Cochino laminado con hummus y pimentón de la Vera, sonaba bien, muy bien. Pero solo sonaba. Más que un plato principal yo lo pondría como entrante y para compartir porque se acaba haciendo muy pesado y tampoco está tan bueno.

Siempre, siempre, siempre hay que dejar hueco para el postre y esta ocasión no podía ser para menos. Además, después de la mala elección del cochino laminado, teníamos que quitarnos ese mal sabor de boca. Recomiendo leer la carta varias veces porque hay más de un postre que os hará salibar. Un total de 24 postres que agradaran a los comensales de cualquier tipo, desde los que les encanta el chocolate hasta los que lo odian y prefieren postres menos ligeros.

Tras deliberar para pedirnos cada uno un postre diferente los ganadores fueron: Pastel de nueces a los dos chocolates fundidos (estaba riquísimo, el bizcocho estaba muy jugoso, por ponerle una pega nos habría encantado que le hubieran puesto más chocolate blanco), Tarta de queso con sorbete de mandarina (muy suave, estaba en su punto y el sorbete de mandarina le daba un toque muy refrescante) y Tarta de manzana con crema de leche y helado de vainilla (espectacular, a los que os gusten los postres con manzana tenéis que probarla sí o sí).

Ya sabéis que los restaurantes del Grupo Andilana no aceptan reservas, así que si decidís ir este fin de semana tened en cuenta que suelen llenarse bastante pronto. Pero que esto no os desanime, merece la pena pasarse y probar sus platos, nosotros siempre que hemos ido nunca hemos tenido que esperar más de 10-15 minutos.

Restaurante: La Caña

Tipo de cocina: Cocina de mercado

Menú del día: 10’35€

Precio carta: Entrantes 5-9€/ Principales 9-12€/ Postres 4-6€

Dirección: Calle Albuquerque, 8

Metro: Bilbao, Alonso Martínez, Iglesia

Horario: D -X 13:15 a 16:00 y 20:30 a 23:30; J-S 13:15 a 16:00 y 20:15 a 24

Teléfono: 91 125 00 20

La Pescadería

Tras meses oyendo hablar de La Pescadería, en realidad desde que abrieron en septiembre, unos amigos y yo decidimos saber qué era aquello de lo que todo el mundo hablaba. Con toda nuestra cara decidimos plantarnos allí un viernes a las nueve de la noche y sin reserva. La barra del local estaba llena de gente y, como era de esperar, no habían mesas. Desolados nos giramos pensando que, otro día más, íbamos a estar oyendo hablar de La Pescadería sin poder probrarla. Pero, de repente, justo cuando estábamos abriendo la puerta una mano tocó mi hombro. Era el camarero: ¡Esperad! Tenemos una mesa, la condición es que a las 22.30 tenéis que dejarla libre.  ¿Cómo rechazar esta oferta? Imposible, aceptamos encantados.

IMG_20140228_211427

 

Con una sonrisa de oreja a oreja y sin poder creérnoslo seguimos al camarero. Desde fuera no parece que pueda ser tan grande pero a medida que te adentras más y más el local está lleno de mesas. Mesas que la mayoría son grandes, cosa que se agradece para poder disfrutar de una rica comida con varios amigos. . Otro punto a destacar es la separación entre ellas, adecuada para no tener que estar más pendiente de lo que comentan en la mesa de al lado que en la tuya. Pero esto no quiere decir que no puedas disfrutar de una cena romántica e íntima. Además tienen una maravillosa segunda planta, donde se encontraba nuestra mesa. Allí la luz es más tenue que en la planta de arriba y hay un “mini reservados”, una especie de cuevita en las que la intimidad es máxima, incluso tienen cortinas.

Otro detalle importante es la música ambiental, encaja y se integra a la perfección en el lugar. Al no estar muy elevada te permite disfrutar de ella y a la vez hablar con los compañeros de mesa sin tener que alzar la voz. Nuestro camarero, un chico muy simpático y divertido, nos trajo las cartas. Su carta de vinos es bastante amplia, ofreciendo al comensal una gran variedad de blanco, tintos y rosados con importantes denominaciones de origen. Y llegaba el momento difícil ¿Qué pedir cuando todo te apetece? Mirábamos la carta y no había nada que no nos apeteciera, queríamos probar todos los platos. Su carta es muy variada tanto en entrantes, como ensaladas, carnes y pescados. Todo con un toque innovador y suculento que nos puso aún más difícil qué pedir. Así que decidimos compartir para que no quedarnos con las ganas de probar más.

PRIMEROS

 

Como buenos amantes de las croquetas empezamos por este clásico. Todo el mundo cree que las sabe hacer pero no es así, parecen fáciles pero para que realmente estén buenas tienes que ser un maestro de la besamel y el cocinero de La Pescadería, definitivamente, lo es. Las croquetas de cabrales y nueces eran espectaculares, tan solo de pensar en ella se me hace la boca agua. También pedimos unas patatas bravas, otro gran clásico en el mundo del tapeo que tampoco nos defraudó. Nada de las típicas patatas de bolsa congeladas. Esto sí que eran patatas, patatas. Y el broche a esta primera tanda lo pusieron los chipirones frescos encebollados, hacía tiempo que no probaba unos así.

SEGUNDOS

 

La siguiente ronda estuvo compuesta de unos espectaculares tacos de rabo de toro, una combinación muy original que acabó siendo un total acierto para nuestros paladares. Haciendo honor al nombre del restaurante, La Pescadería, nos pedimos otro plato del mar: langostinos salteados con mango y aguacate. La mezcla del sabor del langostino con estos frutos exóticos era espectacular y el aliño con toques orientales era perfecto. El último plato, el plato gordo fue la mini parrillada argentina. Aunque cuente con el adjetivo de “mini” para nada te sabe a poco. Está compuesta por vacío, entraña, chorizo criollo, champiñones y patata asada.

POSTRES 2

 

El broche de oro, como es habitual siempre que nos reunimos, lo pusieron los postres. Tuvimos que pedirle consejo al camarero porque no sabíamos por cuáles decantarnos. La elección final quedó así: dos tartas de lima merengada, unas torrijas con helado de vainilla y una tarta de zanahoria. Los tres estaban espectaculares pero sin duda hay que hacer mención especial a las torrijas. Impresionantes y preparadas al momento. Si mientras las saboreabas cerrabas los ojos eran capaces de transportarte a los recuerdos de la infancia.

En definitiva este local de moda en el barrio madrileño de Malasaña va a dar mucho más que hablar. Ahora por fin ya puedo confirmar todo lo bueno que había leído de La Pescadería y recomendar a todo el mundo que hagan una visita. Su agradable ambiente y el encantador servicio son solo un punto más a favor para visitar este local para disfrutar de su variada y apetitosa carta que no dejará indiferente a nadie.

Restaurante: La Pescadería

Tipo de cocina: De mercado, mediterránea

Precio medio: 25-30€

Dirección: Calle Ballesta, 32

Metro: Gran Vía, Callao

Teléfono: 915 23 90 51

Admiten reservas

Horario: L-D 13-16h / 21-23h

Para más información podéis visitar pagina web, Facebook o su Twitter.

 

Infantas, 9: Tarta de hojaldre de manzana y mermelada casera

La semana pasada teníamos el frigorífico lleno de manzanas y si no las gastábamos se nos iban a poner malas, así que decidimos hacer una tarta de manzana, pero la versión fácil. Tan solo de hojaldre y manzanas, normalmente la gente le suele poner mermelada de melocotón pero nosotras decidimos hacer mermelada de manzana casera (sí, eran muchas las manzanas que teníamos para gastar).

Aquí os dejo la receta, espero que os guste.

INGREDIENTES MERMELADA DE MANZANA

  • 1 Kg de manzanas
  • 500 Gr de azúcar
  • 1/2 Límón en zumo

Empezamos pelando las manzanas, les quitamos la piel y el corazón. Las partimos en cubitos pequeños y las metemos en una cazuela junto con el azúcar y el zumo de medio limón (yo le agregué también un vasito de agua, pero es opcional. Dejamos todo cocer durante una hora.

Vamos removiendo y cuando veamos que tiene consistencia de mermelada la sacamos al fuego. Yo la pasé por la batidora para evitar grumos.

Cuando esté fría la podemos guardar en un bote y reservar hasta que llegue el momento de echarla en nuestra tarta.

INGREDIENTES TARTA DE MANZANA

  • 1 Plancha de hojaldre
  • 3 Manzanas
  • Mermelada

Pelamos las manzanas, retirándole la piel y el corazón. A continuación las cortamos en gajos no muy grandes ni gordos.

Ponemos la plancha de hojaldre en la bandeja con el papel de horno. Levantamos los bordes de esta y le damos suaves puntadas con el tenedor. Para que la base del hojaldre no se levante, también con un tenedor, pincharemos no muy profundamente.

Ahora es el momento de la mermelada, si la habéis hecho casera, una vez fría, ponéis sobre la base de hojaldre reservando un poco para después.

Haciendo círculos vamos colocando los gajos de la manzana sobre la mermelada. Intentaremos no dejar mucho espacio entre unas y otras. Una vez decorada pondremos el resto de mermelada que habíamos reservado.

Ya está lista para meter al horno ya precalentado a 180º. La dejaremos dentro hasta que veamos que el hojaldre está dorado y la manzana hecha, será más o menos unos 30-35 minutos (siempre depende del horno).

La ciudad invisible

Ayer por la tarde visitamos La ciudad invisibleuna cafetería muy chachi en el pleno centro de Madrid. Con la excusa de la llegada de una de las componentes del loco piso en el que vivo decidimos ir a merendar a este peculiar lugar.

2013-10-13 18.21.02

Peculiar porque no es una cafetería normal y corriente a la que ir a tomarte un café y marcharte, no (bueno, si quieres puedes tomártelo e irte pero te recomiendo que no) . Toda ella está llena de guías de viaje (puedes ojearlas e incluso comprarlas) y además continuamente realizan actividades de diferentes tipos: debates, charlas, actividades sociales, culturales…

Actualmente si vais os encontraréis una exposición fotográfica titulada Celebraciones (si queréis saber más haced “click” aquí). Su autor, Víctor L. Gómez, muestra la tradición y la cultura popular desde un punto de vista diferente.

La decoración es preciosa. Tiene dos plantas llenas de sillas, mesas y sofás muy acogedores que dan ganas de sentarte y no moverte de allí.

Imagen

Un detalle de la decoración que nos llamó la atención y nos encantó fue el dibujo que tienen en la pared donde están las escaleras. El simpático camarero nos contó que se trataba de un juego, consistía en adivinar todos los lugares del mundo que aparecen en el mural. Se encargaron de esto cinco artistas urbanos conocidos como Boa Mistura, quizás los conozcáis por desplegar su arte en zonas desfavorecidas dando color a espacios que realmente lo necesitan (página web Boa Mistura “click” aquí)

2013-10-13 18.24.52

Cuentan con una carta muy variada de batidos, cafés, tés y tartas. Además de cócteles y alguna que otra cosilla para picar. Es ideal para ir tanto a desayunar, merendar como a tomar algo. En nuestro caso decidimos ir a merendar, así que aquí os dejo nuestra deliciosa merienda. Espero que os guste y que os animéis a visitar La ciudad invisible, no os defraudará.

Tarta de queso con fresa y Lassi de mango

2013-10-13 18.34.41

Té americano y Bizcocho de zanahoria

2013-10-13 18.34.14

Batido de café y leche condensada con Muffin de chocolate y crema
y Muffin de arándanos con crema

2013-10-13 18.31.50

Dirección: Costanilla de los Ángeles, 7. Madrid
Metro: Sol-Callao-Santo Domingo
Teléfono: 915 42 25 40
Email: amigos@laciudad-invisible.com
Batidos: 3-3’50€. Tartas: 1-3€
Tés e infusiones: 1’40-2’50€. Cafés: 1’40-3’50€

Para más información podéis visitar su Página web , su página de Twitter y su página de Facebook.

Infantas, 9: Tarta de peras

Los lunes siempre cuestan (o por lo menos a mi). Pero parece que pesan un poco menos si nos damos un caprichito. Así que para endulzaros este comienzo de semana os traigo esta apetitosa receta.

Lo normal hubiera sido una tarta de manzana, pero la verdad es que tenía en casa unas cuantas peras que se me iban a poner malas y se me ocurrió hacer esta receta.

Imagen

INGREDIENTES

  • 150 Gr. de Harina
  • 80 Gr. de Azúcar
  • 70 Gr de Mantequilla
  • 3 o 4 Peras (dependiendo el tamaño)
  • 2 Huevos
  • 1 sobre de Levadura Royal
  • 1/ 2 vaso de leche
  • Canela
  • Una pizca de sal
  • Azúcar glass para espolvorear

Antes de empezar encenderemos el horno y lo dejaremos calentando a 180º.

Cogemos un bol y echamos los dos huevos y el azúcar. Con ayuda de unas varillas (yo lo hice manual, pero si queréis hacerlo con la batidora no hay problema) lo batimos hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ahora añadimos la harina, el sobre de levadura Royal y la pizca de sal. Y hacemos exactamente lo mismo de antes, lo mezclamos todo bien, intentando que no nos queden grumos.

Una vez todo mezclado, derretimos la mantequilla y la vertemos en el bol junto con la leche. Y seguimos mezclando hasta que nos quede bien cremoso. Como la canela es una especia que me encanta, decidí echarle un poco, pero depende gustos.

A continuación pelamos las peras, quitándoles el corazón y las cortamos en en finos trocitos, como si fuéramos a hacer una tortilla de patatas. La incorporamos a la mezcla y lo mezclamos todo con cuidado que no se partan.

Untamos el molde donde vayamos a cocinarlo con mantequilla para evitar que se nos pegue y vertemos toda la mezcla. Lo metemos al horno previamente precalentado, a 180º y lo dejamos durante 35-40 min.

Dejamos enfriar y estará lista para servir. A los amantes del azúcar os recomiendo que espolvoreéis un poco de azúcar glass.

ImagenAntes de marcharme quiero recomendaros una cosita más para que acompañéis la tarta. Como es muy suave, yo hice un poco de compota de peras que quedó riquísima y le daba un toque genial a la tarta. Aquí os pongo la receta:

INGREDIENTES COMPOTA DE PERA

  • 2-3 Peras (dependiendo el tamaño)
  • 2 Vasos de Agua
  • Cáscara de Limón
  • 1 Rama de Canela
  • 3 cucharadas de azúcar

Ponemos en una cazuela el agua, el azúcar, la corteza del limón y la rama de canela. Lo dejamos en el fuego y esperamos que comience a hervir.

Mientras esperamos, pelamos y quitamos el corazón de las peras. Y las cortamos en trozos grandes. Cuando vemos que el agua ya hierve, las metemos dentro. Las dejamos cocer hasta que estén tiernas. El tiempo depende de lo maduras que estén

Para acompañarlas con la tarta en este caso, esperé que se enfriaran y las trituré con la batidora para que quedara una consistencia parecida a la mermelada. Si habéis hecho suficiente podéis envasarla y aprovechar para desayunar unas ricas tostadas por la mañana.