La Caña

Hace un par de semanas nos decidimos a visitar, por fin, La Caña. Sabíamos de él desde hace mucho pero todavía no nos habíamos decidido a ir. Es uno de los últimos restaurante que abrió el Grupo Andilana en 2012 en la capital. En Qué se cuece en... ya os habíamos hablado de Bazaar otro de los restaurantes que también pertenecen a este grupo. En el Barrio de Chamberí de 2014-10-11 23.39.30Madrid, en una de sus calles hace esquina La Caña completando así  la maravillosa oferta gastronómica de la zona.  A medida que te vas acercando al número 8 de la calle Albuquerque te va llamando la atención su fachada con carteles negros y letras blancas con una tipografía que no deja a nadie indiferente. Te quedas atontado mirando todo lo que pone en ellos y sientes como se te hace la boca agua al leer su propuesta gastronómica.

Aunque el día que fuimos caía en Madrid una tromba de agua el local estaba lleno. Tuvimos suerte y no nos tocó esperar ni cinco minutos ya que, 2014-10-11 22.13.31como es costumbre en los locales del Grupo Andilana, sus establecimientos están repletos de mesas. La Caña cuenta con dos plantas y una decoración perfecta inspirada en las tabernas contemporáneas. La primera planta destaca por sus amplias cristaleras y paredes de ladrillos blancos llenas de láminas de hortalizas y frutas. La segunda planta tiene un toque mucho más industrial, las paredes de ladrillos y algunas de ellas con espejos y estanterías metálicas llenas de botellas de vino. Luz tenue en toda la planta y un par de mesas con cómodos sofás que hacen que, una vez has terminado, no quieras levantarte.

Además de la decoración, tanto de la fachada como el interior, me encantaron las ilustraciones de sus cartas. Muy modernas y llamativas que hacían que, cuando el camarero te las daba, te quedaras embobado mirándolas. Con la llegada de las cartas llegaba el momento de decidir qué pedir. Algo que nos era complicado porque teníamos varios preferidos.

Aunque nos costó escoger, finalmente empezamos por unas Patatas Bravas de La caña, era una de las sugerencias y fue todo un acierto, la salsa estaba espectacular. Puede que ser que los amantes del picante  se sientan defraudados pero, aunque no pique, merece la pena pedirla. Después, un clásico en nuestros entrantes que no puede faltar, Queso de cabra con cebollitas caramelizadas y confitura de pimientos. Por todos es sabido que el queso de cabra es una de mis debilidades pero tengo que decir que este estaba espectacular, la mezcla del queso, las cebollas caramelizadas y la confitura de pimientos sabía a gloria.

 

Llegaba el momento de los platos principales, decisión que también nos costó tomar. A todo el que le apasione el foie disfrutara con las Milhojas de solomillo y foie, plato obligado. Otro de los platos de nuestra selección fue el Cordero al horno de chache Juanito, estaba riquísimo. Eso sí, el que decida pedírselo que vaya con hambre porque el plato es enorme. Pero todo no podían ser alabanzas el tercer plato, Cochino laminado con hummus y pimentón de la Vera, sonaba bien, muy bien. Pero solo sonaba. Más que un plato principal yo lo pondría como entrante y para compartir porque se acaba haciendo muy pesado y tampoco está tan bueno.

Siempre, siempre, siempre hay que dejar hueco para el postre y esta ocasión no podía ser para menos. Además, después de la mala elección del cochino laminado, teníamos que quitarnos ese mal sabor de boca. Recomiendo leer la carta varias veces porque hay más de un postre que os hará salibar. Un total de 24 postres que agradaran a los comensales de cualquier tipo, desde los que les encanta el chocolate hasta los que lo odian y prefieren postres menos ligeros.

Tras deliberar para pedirnos cada uno un postre diferente los ganadores fueron: Pastel de nueces a los dos chocolates fundidos (estaba riquísimo, el bizcocho estaba muy jugoso, por ponerle una pega nos habría encantado que le hubieran puesto más chocolate blanco), Tarta de queso con sorbete de mandarina (muy suave, estaba en su punto y el sorbete de mandarina le daba un toque muy refrescante) y Tarta de manzana con crema de leche y helado de vainilla (espectacular, a los que os gusten los postres con manzana tenéis que probarla sí o sí).

Ya sabéis que los restaurantes del Grupo Andilana no aceptan reservas, así que si decidís ir este fin de semana tened en cuenta que suelen llenarse bastante pronto. Pero que esto no os desanime, merece la pena pasarse y probar sus platos, nosotros siempre que hemos ido nunca hemos tenido que esperar más de 10-15 minutos.

Restaurante: La Caña

Tipo de cocina: Cocina de mercado

Menú del día: 10’35€

Precio carta: Entrantes 5-9€/ Principales 9-12€/ Postres 4-6€

Dirección: Calle Albuquerque, 8

Metro: Bilbao, Alonso Martínez, Iglesia

Horario: D -X 13:15 a 16:00 y 20:30 a 23:30; J-S 13:15 a 16:00 y 20:15 a 24

Teléfono: 91 125 00 20

Anuncios

3 comentarios en “La Caña

  1. Bárbara González dijo:

    Hola Brenda, muchisimas gracias por el me gusta hacia mi entrada de Oviedo, he visto tu blog y me encanta la categoría de Recorriendo España. Si te interesa te puedo ayudar mediante mi blog añadiendo más sitios de Asturias para comer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s